Saltar al contenido

Sobre el complejo

Inversiones

La refinería impulsa la eficiencia energética con 65 millones de euros

En Repsol consideramos la eficiencia energética como una de las vías con mayor potencial para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Por ello, los proyectos para seguir contribuyendo a la lucha contra el cambio climático y hacer nuestra operativa más sostenible son continuos. En este contexto de reducir la intensidad energética contribuyendo a un futuro más sostenible se enmarca la inversión de 65 millones de euros realizada en la refinería de Cartagena en los últimos años.
Un empleado apoyado en una barandilla observa las instalaciones del complejo

En Repsol tenemos claro que hay que dar pasos decididos hacia un modelo energético más sostenible. Un escenario para el que la compañía ha mostrado el compromiso de liderar esa transición en su sector y convertirse, en 2050, en una compañía de cero emisiones netas de CO2. Este ambicioso reto es una continuación de la apuesta que venimos haciendo en la refinería desde hace años para mejorar la sostenibilidad de nuestras operaciones y que nos ha convertido en una de las más eficientes de Europa. Para ello, hemos invertido más de 65 millones de euros en los últimos años que nos han permitido una reducción de aproximadamente el 16% de las emisiones de CO2 o la disminución del 70% del ratio de emisiones de SO2.

Una apuesta que se plasma en el análisis de datos diario por parte del equipo de Medioambiente de la refinería y en el envío a las autoridades competentes de más de 100 parámetros de control de emisiones de las instalaciones. Un reporte de información que se hace las 24 horas del día, los 365 días del año. Se trata de informes que además son auditados por empresas externas que renuevan cada año las certificaciones de las normativas ambientales y operativas más exigentes, como la Autorización Ambiental Integrada.

En cuanto a la economía circular, destacar la importancia de una eficaz gestión del agua, clave en territorios como la Región de Murcia. En este sentido, la aplicación de las mejores técnicas disponibles recomendadas en Europa nos ha permitido tener unos niveles de consumo de agua un 34% por debajo de la media europea, lo que nos ha situado en una posición de liderazgo en nuestro sector.

Defensa de la biodiversidad

La biodiversidad también está presente en las acciones de la refinería. Un ejemplo lo encontramos en el ‘Bosque Repsol o de la Biodiversidad’ en el Cerro de los Moros de Cartagena. El complejo industrial de Cartagena, Fundación Repsol y la asociación Creect hemos llenado de vida un espacio abandonado de la ciudad, que hoy cuenta con más de 2.000 especies autóctonas, como el ciprés de Cartagena, el lentisco, el acebuche, el cornical, el palmito y hasta la conocida como Jara de Cartagena, una especie endémica que se encuentra en peligro de extinción.

Y no sólo en tierra, también en el medio marino. El acuerdo de Buenas Prácticas Ambientales alcanzado con la Autoridad Portuaria de Cartagena nos permite realizar un trabajo conjunto para preservar las aguas y las especies de la dársena de Escombreras y que gocen de una excelente salud.