Saltar al contenido

Sobre el complejo

Proceso Productivo

Matraz de varios tamaños con liquidos de varios colores encima de una mesa

Proceso productivo

En Repsol hemos conseguido alcanzar las mejores notas en tecnología e innovación. Desde su fundación en los años 50, Repsol ha dado especial importancia a la I+D+i (Investigación+Desarrollo+innovación). Gracias a ella, y a la experiencia de más de medio siglo investigando, Cartagena se ha convertido en el moderno complejo industrial que es hoy.

Un reflejo de esto es la tecnología de vanguardia que hay detrás de nuestros equipos y de todo nuestro proceso productivo

Todo comienza con la llegada del crudo, nuestra materia prima, al terminal marítimo del complejo. Una vez en posición se vacían los tanques de los petroleros y se envía su contenido a nuestros depósitos de almacenamiento. En ellos se elimina el agua residual que pudiera tener el crudo, y se calienta para reducir su viscosidad. 

Controlada su temperatura, el crudo se traslada a las torres de destilación atmosférica, donde se calienta una vez más a 360º. Al hacer esto los diferentes compuestos del petróleo se separan según sus diferentes grados de volatilidad. De aquí conseguimos fuelgas, naftas, y gasóleos. 

El fuelgas, tras pasar por un proceso de desulfuración, sirve para producir energía para el propio complejo industrial. Las naftas son tratadas debidamente y convertidas en gasolinas. De los gasóleos obtenemos el queroseno. En todos estos procesos se extrae azufre, el cual se procesa para su posterior venta. 

En la destilación atmosférica, sin embargo, no se consigue refinar todo. Los crudos más pesados deben pasar por varias plantas de refino: la de destilación al vacío, la de hidrocraqueo y la de coquer. En ellas se consigue hacer lo que no se pudo hacer en un principio, que es convertir ese crudo en materiales útiles como naftas y gasóleos. También se consigue carbón de petróleo en el caso de la planta de coquer. 

Todo este proceso es estudiado constantemente en los terminales de control y el Centro de Tecnología, para evitar accidentes o problemas de algún tipo. Los investigadores del centro tratan de mejorar constantemente el proceso, probando nuevos métodos de destilación o desarrollando catalizadores más complejos.

Nuestros productos

Vista de una estación de servicio Repsol iluminada por la noche
El Complejo Industrial de Cartagena centra su actividad en la obtención de gasoil, un combustible altamente demandado por el mercado nacional. Un producto del que, además, España es deficitario
También se obtienen otros combustibles de usos variados, como GLP (gas butano), gasolina, naftas y queroseno de aviación
El azufre sólido, obtenido en los procesos de refino del crudo, es también otro de nuestros productos. El carbón de petróleo, las bases lubricantes y los asfaltos completan la lista. 
Las cifras de producción dependen de la demanda del mercado, de forma que la refinería se adapta a la sociedad, primando uno u otro producto en función de sus necesidades. En total, la refinería de Cartagena tiene una capacidad de producción de 11 millones de toneladas anuales.
El Complejo Industrial de Cartagena centra su actividad en la obtención de gasoil

Lo más curioso

La actualización de la refinería de Cartagena alcanzó cifras que bien podrían incluirse en el libro Guinness. Modernizar las instalaciones supuso todo un reto de ingeniería, transporte, construcción e instalación, superado por la creatividad y la innovación de los expertos de Repsol. 

Repsol Cartagena planteó cuestiones nunca afrontadas en nuestro país como el transporte de piezas tan pesadas que fue necesario modificar carreteras o variar la configuración de cables de alta tensión. 

  • El transporte más pesado. Los reactores hydrocracker fueron los elementos más voluminosos que se han transportado en España por carretera. El más pesado alcanza las 1300 toneladas, equivalente a tres Estaciones Espaciales juntas. 
  • Records en altura y peso. Las tres chimeneas de hormigón miden 147 metros, 10 más que la pirámide de Keops. El peso de todas las estructuras metálicas suma 20.000 toneladas, más de tres veces el peso de la Torre Eiffel. 
  • Una ciudad de trabajadores. En el proyecto de ampliación han participado más de 20.000 personas que han trabajado durante más de 22 millones de horas en su construcción. 
  • Millones de horas para el coquer. A la planta de coquer, la mayor de España con una capacidad de tres millones de toneladas, se le dedicaron 400.000 horas de ingeniería y más de tres millones de horas de construcción. 
  • Un submarino de trece pisos. Cada cámara de la unidad de coquer mide 41 metros, como un edificio de 13 pisos. Pesan 340 toneladas y el grosor de sus paredes es de 30 pulgadas superior al de las paredes de los submarinos. 
  • El transporte más voluminoso. La torre de vacío ha sido el transporte más voluminoso que se ha llevado a por las carreteras españolas: 12 metros de diámetro y unos 50 metros de altura. 
  • La más grande de Europa. Una de las etapas clave en el proceso de ampliación fue el comisionado. En él participaron alrededor de 500 personas, que llevaron a cabo 400.000 tareas de comprobación en los 2.500 equipos instalados.
  • También te puede interesar

Proceso productivo. una familia introduce frutas en una batidora

La Química de Repsol

Los productos que fabricamos y comercializamos te ayudan a mejorar tu día a día.
Un tubo de ensayo y un matraz ambos con líquidos en su interior

Nuestros productos y servicios

Te ofrecemos multitud de soluciones en función de tus necesidades. Calidad, seguridad e innovación en todos nuestros productos y servicios.