Proceso productivo

En Repsol hemos conseguido alcanzar las mejores notas en tecnología e innovación. Desde su fundación en los años 50, Repsol ha dado especial importancia a la I+D+i (Investigación + Desarrollo + Innovación). Gracias a ella, y a la experiencia de más de medio siglo investigando, Cartagena se ha convertido en el moderno complejo industrial que es hoy.

Investigadores con probetas de laboratorio

Tecnología de vanguardia detrás de nuestros equipos y de todo nuestro proceso productivo.

Todo comienza con la llegada del crudo, nuestra materia prima, al terminal marítimo del complejo. Una vez en posición se vacían los tanques de los petroleros y se envía su contenido a nuestros depósitos de almacenamiento. En ellos se elimina el agua residual que pudiera tener el crudo, y se calienta para reducir su viscosidad. 

Controlada su temperatura, el crudo se traslada a las torres de destilación atmosférica, donde se calienta una vez más a 360º. Al hacer esto los diferentes compuestos del petróleo se separan según sus diferentes grados de volatilidad. De aquí conseguimos fuelgas, naftas, y gasóleos. 

El fuelgas, tras pasar por un proceso de desulfuración, sirve para producir energía para el propio complejo industrial. Las naftas son tratadas debidamente y convertidas en gasolinas. De los gasóleos obtenemos el queroseno. En todos estos procesos se extrae azufre, el cual se procesa para su posterior venta. 

En la destilación atmosférica, sin embargo, no se consigue refinar todo. Los crudos más pesados deben pasar por varias plantas de refino: la de destilación al vacío, la de hidrocraqueo y la de coquer. En ellas se consigue hacer lo que no se pudo hacer en un principio, que es convertir ese crudo en materiales útiles como naftas y gasóleos. También se consigue carbón de petróleo en el caso de la planta de coquer. 

Todo este proceso es estudiado constantemente en los terminales de control y el Centro de Tecnología, para evitar accidentes o problemas de algún tipo. Los investigadores del centro tratan de mejorar constantemente el proceso, probando nuevos métodos de destilación o desarrollando catalizadores más complejos.

Estación de servicio Repsol

Nuestros productos

El complejo industrial de Cartagena centra su actividad en la obtención de gasoil, un combustible altamente demandado por el mercado nacional. Un producto del que, además, España es deficitario

También se obtienen otros combustibles de usos variados, como GLP (gas butano), gasolina, naftas y queroseno de aviación

El azufre sólido, obtenido en los procesos de refino del crudo, es también otro de nuestros productos. El carbón de petróleo, las bases lubricantes y los asfaltos completan la lista. 

Las cifras de producción dependen de la demanda del mercado, de forma que la refinería se adapta a la sociedad, primando uno u otro producto en función de sus necesidades. En total, la refinería de Cartagena tiene una capacidad de producción de 11 millones de toneladas anuales.