Saltar al contenido

Eficiencia Energética

El complejo industrial de Repsol en Cartagena avanza en eficiencia energética para contribuir a un futuro sostenible
La eficiencia energética es una de las vías con mayor potencial para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Siempre ha estado presente en los proyectos y procesos de la refinería de Cartagena. El objetivo es reducir la intensidad de carbono y avanzar hacia el objetivo de ser una compañía de cero emisiones netas en 2050.

Más de una década de trabajo

vídeo eficiencia energética
En los últimos años, hemos impulsado planes y objetivos más ambiciosos para reducir la intensidad energética y de carbono en nuestras operaciones porque, mejorando la eficiencia de nuestros procesos, damos respuesta a la reducción de emisiones. Estos nuevos retos dan continuidad a todo el trabajo que hemos venido desarrollando en los últimos años en materia de ahorro de CO2 y eficiencia energética.

¿Qué hemos conseguido?

En Cartagena se han invertido 65 millones de euros para alcanzar un ahorro cercano al 16% de CO2. Lo conseguimos a través de diferentes proyectos que desarrollamos y que, de forma continua, contribuyen a la lucha contra el cambio climático y hacen nuestra actividad más sostenible. Las inversiones se concentran en tres campos de acción: eficiencia energética, nuevas tecnologías y digitalización.

En el ámbito de la eficiencia energética, mediante intercambiadores de calor y equipos que aprovechan el nivel térmico de las corrientes de proceso, disminuimos el consumo de energía con el consecuente ahorro de emisiones. Uno de los proyectos ha sido la puesta en servicio de un precalentador de aire que, con las últimas tecnologías, permitirá alcanzar la mayor eficiencia de un horno de proceso en España.

Cero emisiones

Para alcanzar nuestro objetivo de cero emisiones netas de CO2 en 2050, orientamos nuestra estrategia, actividad e inversiones a nuevos y más exigentes planes de negocio alineados con la transición energética y el cumplimiento de los objetivos de cambio climático del Acuerdo de París. Con ellos se persigue reducir a menos de dos grados centígrados el aumento de la temperatura del planeta.

Estos objetivos, que sirven de base para el Plan Estratégico, contemplan diferentes inversiones que supondrán la reducción de su indicador de intensidad de carbono sobre la base del año 2016: del 10% en 2025, del 20% en 2030 y del 40% en 2040, para avanzar hacia las cero emisiones netas de CO2 en el año 2050.